Las mejores recetas de licuadora con verduras crudas de 2020

Para llevar una vida más saludable y una dieta más equilibrada, los médicos recomiendan comer de 6 a 8 porciones de frutas y vegetales al día, pero es cierto que a veces es difícil alcanzar esta meta ideal. La vorágine del día a día, el poco tiempo libre y la necesidad de comer algo rápido, llevan a comer alimentos que contienen mucho contenido graso, pocas fibras y proteínas. Por eso, en este post te recomendamos probar el licuado de verduras. Te sorprenderá saber que existen muchísimas recetas de licuados de frutas y verduras que te permitirán consumir esta cantidad que los médicos recomiendan, absorber todos los nutrientes que tu cuerpo necesita e incorporar nuevas variedades de alimentos a tu dieta.

Los beneficios de las verduras crudas en un licuado

Es conocido por todos los enormes beneficios que tienen las verduras, de hecho, es recomendable comerlas a diario. Hemos recopilado algunos de ellos para concienciarte de lo importante que es y de cómo puedes mejorar tu salud siguiendo una buena dieta que incluya verduras crudas.

Una mejor digestión

La dieta de una persona media no es muy saludable y eso hace que el cuerpo no pueda digerir correctamente muchos de los alimentos que se consumen. Por esta razón, se pierden muchos de los nutrientes que contienen las frutas y vegetales. Al preparar zumos en la licuadora, lo que haces es pre digerir el alimento y de esa forma tu cuerpo asimila mucho mejor todo lo bueno del producto que estás consumiendo.

Variedad de vegetales

Otra de las ventajas de los licuados es que, como mencionamos anteriormente, puedes incorporar la cantidad necesaria de vegetales que necesitas comer todos los días de una manera más fácil y sabrosa. Sumado a esto, incorporas nuevas variedades que, si tuvieras que consumirlas una por una o en una ensalada, no lo harías.

Te mantienes hidratado

No hay nada mejor que el agua para la hidratación de tu cuerpo, sin embargo, a veces se complica llevar para todos lados una botella de agua en la mochila o la cartera, o simplemente tienes ganas de beber algo más rico. Para estas situaciones están los batidos que te aportan sabor e hidratación. Son mucho más orgánicos que comprar un zumo embotellado y puedes elegir ponerle lo que más te guste.

Eliminan toxinas

Contienen vitaminas, minerales y enzimas que ayudan a tu cuerpo a eliminar las toxinas, por eso son muy buenos para el hígado. Las frutas y verduras son depurativas, esto es lo que permite la detoxificación del organismo que previene la constipación.

Contienen antioxidantes

Otra razón para consumir frutas y verduras en forma de batidos es que contienen lo que se conoce como antioxidantes. Se llama así a la actividad de vitaminas y minerales que actúan sobre sustancias nocivas que afectan las funciones y estabilidad de las células. Se cree que los antioxidantes pueden prevenir el desarrollo de algunas enfermedades.

Alcalinizan el cuerpo

Este tipo de alimentos contienen clorofila que permite alcalinizar, es decir, reducir el ácido de distintas partes del cuerpo, como los intestinos y el hígado. Además, aportan hierro. Por esta razón se recomienda beber este tipo de zumos durante la mañana que es cuando el organismo está más ácido. De esta manera, te purificas, oxigenas e hidratas.

¿Licuado o zumo?

Si decides implementar este tipo de alimento en tu dieta diaria, debes saber que no es lo mismo el licuado que el zumo. Te explicaremos por qué:

El zumo no es recomendable para personas diabéticas o insulina dependientes porque contienen mucho azúcar. Esto ocurre porque al hacer zumos con licuadora se extrae la fibra de la futa y el azúcar se absorbe rápidamente en el cuerpo. Al ser más líquidos no generan tanta saciedad, pero sí permiten descansar el sistema digestivo. Si lo que quieres es desintoxicarte, el zumo es lo más aconsejable.

El licuado, por su parte, tiene menos azúcar y más fibras. Esto hace que se absorban lentamente en el organismo y que generen más saciedad. Son ideales para el desayuno porque se les puede agregar distintos tipos de leche o semillas. Los puedes preparar con una batidora de mano y elegir la textura más pulposa o fina dependiendo de tus gustos. Son fáciles de beber y puedes llevarlos en un shaker de camino al trabajo, sin perder tiempo en el desayuno.

Recetas de verduras crudas

Ahora sí presta atención a estas deliciosas combinaciones de frutas y verduras que te darán los minerales y vitaminas necesarios para que puedas sentirte más saludable y con más energía. Son fáciles de hacer, solo te llevaran unos minutos. Aquellos de color verde, que contienen espinacas, puerro, pepino, te aportan más fibra y calcio, y sirven para depurar. Los de color anaranjado, de zanahoria, naranja contienen vitamina C que ayuda a tu cuerpo a la absorción del hierro y reparación de tejidos. Y los rojos, de color más intenso, hechos con arándanos, fresas, sandía ayudan a la parte cardiovascular porque son antioxidantes.

Encuentra el que más se adapte a tus necesidades y gustos, y prepáralos. Son fáciles y rápidos de hacer. ¡A disfrutar!

Licuado de lechuga, espinaca y manzana. Color verde

Ingredientes: 1 taza de lechuga, 1 taza de espinaca, 1 manzana verde y 1 aguacate.

Preparación: lava bien las hojas de lechuga y espinaca. Si la manzana la pondrás con cascara, que es lo más recomendable, también procura lavarla bien. Abre el aguacate en dos y quítale el hueso. Mete todo en la licuadora con la cantidad de agua y/o hielo que desees. Y una vez que hayas conseguido la textura que te gusta, listo. A beberlo.

Contiene vitaminas A y C, calcio y antioxidantes. Por eso, los nutricionistas lo recomiendan tomar para bajar de peso. Además, reduce los niveles de colesterol.

Licuado de zanahoria, manzana y apio. Color anaranjado

Ingrediente: 2 zanahorias, 1 manzana, 1 rama de apio y 3 cucharadas de azúcar, edulcorante o miel.

Preparación: Lava bien todo y no lo peles. Mételo en la licuadora y licua hasta que consigas la consistencia adecuada. Siempre puedes agregar más líquido, ya sea agua, hielo, leche vegetal, de almendras o la que más te guste.

Si has comido demasiado el fin de semana, esta bebida es muy aconsejable para los lunes, porque es depurativa y desintoxicante.

Licuado de espinaca. Color verde

Ingredientes:  1 taza de espinaca, 1 taza de col rizada, 1 manzana verde, 1 taza de frambuesas y media taza de yogurt bajo en grasas. Puedes agregar hielo a gusto.

Preparación: Lavas la manzana, la espinaca y la col rizada y metes todo en la licuadora. Simple y rápido.

Tiene los mismos beneficios que el licuado de lechuga, espinaca y manzana.

Licuado de aguacate, banana y avena

Ingredientes:  ½ aguacate, 1 plátano, 2 cucharada de cacao, ½ taza de yogurt, 3 cucharadas de avena, 1 cucharada de azúcar, edulcorante o miel y 1 vaso de leche, la que más te guste: vegetal, de almendras o de soja.

Preparación: Abres el aguacate le quitas la semilla y colocas todos los ingredientes en la licuadora hasta que quede bien líquido.

Es ideal para tus días repletos de trabajo. Al tomar este licuado te sentirás saciado por muchas horas y tendrás más energía.

Licuado de zanahoria, remolacha y apio. Color rojo

Ingredientes: 2 zanahorias chicas o 1 grande, 1 remolacha, 1 tallo de hoja de apio y cucharada de stevia.

Preparación: Quítale la piel a la zanahoria y la remolacha, lava bien los tres ingredientes y mételos todos en la licuadora. Agregar agua o hielo a elección.

Este es un licuado que se recomienda tomar para combatir el envejecimiento porque sus ingredientes son antioxidantes y frenan el envejecimiento de las células.

Batido de brocoli crudo. Color verde

Ingredientes: 1 taza de brócoli picado, media taza de piña, 1 taza de espinaca y media taza de agua.

Preparación: Mezclas todo en la licuadora hasta conseguir la consistencia que buscas y listo para beber.

Esta bebida es una gran fuente de vitamina K muy importante para mujeres embarazadas o que están amamantando. También aporta hierro, necesario para producir glóbulos.

Combinaciones de vegetales que no fallan

Te habrás dado cuenta que las recetas para licuadora de frutas y verduras no tienen mucha complejidad. Solo te llevan unos minutos y quedan listos para beber en casa o camino al trabajo. Quizás lo más complicado es pensar en las combinaciones, que son muchísimas. Te dejamos algunas más de las que no fallan y que seguro te gustarán.

  • Banana, frutilla, apio, espinaca y arándanos
  • Pepino, apio, manzana verde, perejil o radicheta
  • Lechuga, apio y jugo de naranja
  • Pera, manzana verde, pepino y espinaca
  • Jugo de naranja, manzana y zanahoria

¿Cómo hacer que tu licuado sea más sabroso?

Siempre es posible agregar más sabor al batido, hay ingredientes que pueden darle un toque a tu bebida y hacerla más dulce, o quitarle el amargor que pueden llegar a dar algunos vegetales. Estos que están aquí además le aportarán a tu licuado un poco más de proteínas a cualquier bebida que prepares.

Empecemos con el coco. Puedes agregarlo en rodajas, rallado o incluso usar agua de coco. Esto le dará un riquísimo sabor al licuado y le aportará potasio.

Otro componente interesante es el jengibre, su sabor es picante, bastante particular, pero muy rico. Y además es un gran aliado porque tiene muchas vitaminas, es antioxidante y alivia las migrañas, el malestar gástrico y dolores menstruales.

Para darle a tu bebida un sabor más frutal, que combine lo ácido con lo dulce, los arándanos son muy recomendables. También tienen función de antioxidante, cinco veces más que el brócoli.

Por último, un limón nunca puede faltar. Puedes agregar la mitad de un limón o una lima sin quitarle toda la cáscara.

¿Qué verduras puedo comer crudas?¿Cuáles no?

Debes tener en cuenta que no es recomendable comer cualquier tipo de vegetal crudo. En esta lista podrás ver las verduras que se pueden comer crudas y aquellas que es recomendable no comer sin cocinar. No es que sean toxicas o algo por el estilo, sino, que muchas de ellas al estar crudas tienen propiedades que pudieran indigestarte y hacerte sentir mal. Por eso, es aconsejable que las consumas cocidas.

Verduras crudas que puedes usar para tu licuado

  • Remolacha
  • Zanahoria
  • Perejil
  • Puerro
  • Tomate
  • Pepino
  • Apio
  • Brocoli
  • Col rizada
  • Repollo

Verduras para comer cocidas

  • Coles de Bruselas
  • Berenjenas
  • Esparrago
  • Espinaca
  • Alcachofas

Cuáles son los mejores vegetales crudos y cómo tomarlos

Es importante tener en cuenta algunas cuestiones cuando bebas licuados de verduras o frutas. Al momento de elegir el tipo de vegetal ten en consideración que sean de origen orgánico, ya que en el mercado hay una amplia variedad de verduras que contienen altos índices de pesticidas. Ten cuidado con algunas de estas: acelga, apio, pepino.

Los batidos no son para cualquiera porque contienen mucha fibra, que genera distención intestinal, y eso puede perjudicar a personas que tengan problemas gastrointestinales recurrentes. Para aquellas personas que toman medicamentos anticoagulantes o que sufren de insuficiencia renal, los licuados con frutas o verduras, que contengan vitamina K, tampoco son recomendables.

Si estas consumiendo licuados porque te has puesto a dieta es muy importante que sepas que estas bebidas no son el equivalente a un plato de comida. No puedes sustituir tu alimentación diaria por zumos o batidos. Lograrás el efecto contrario si decides consumirlos solos durante varios días, porque perderás nutrientes que tu cuerpo necesita y que solo determinados alimentos sólidos pueden brindarte.

Además, si lo que buscas es perder peso, debes ser consciente de la cantidad de calorías por vaso que tendrá tu bebida. Muchas veces la mezcla de frutas y/o verduras pueden tener bajas calorías, pero ser muy ricas en azúcar, lo cual tampoco te beneficiará. Entonces, procura que tu zumo o licuado tenga 150 kcal y evita contenidos con mucha azúcar como la miel, el jarabe, la mantequilla, la nata o el azúcar mismo.

Por último, considera que cuando prepares estas bebidas deberás consumirlas inmediatamente. Es decir, que no puedes prepararlo a la mañana para beberlo por la tarde, porque al tratarse de un contenido puramente conformado por frutas y/o vegetales, es un alimento perecedero. Así que, trata de tomarlos con un lapso máximo de una hora. Si quisieras conservarlos porque has preparado un litro de zumo y quieres dejarlo en tu nevera puedes hacerlo con un máximo de 24 horas, pero recuerda que su valor nutricional se verá disminuido. Prepara una jarra que tenga una tapa hermética y procura que haya una mínima cantidad de aire, ya que el oxígeno oxida el líquido. Consérvalo en la frigorífico e intenta beberlo al otro día, no más que eso.

Deja un comentario