Los mejores pezoneras para lactancia de 2019

Una de las experiencias más inolvidables cuando se es madre por primera vez, es amamantar a tu bebé. Primero, porque solemos tener miedo y mucha inseguridad antes de hacerlo. Incluso si cuentas con la ayuda de un experto, se trata de un proceso lento y doloroso, que puede llegar a ser traumático si no tienes los conocimientos y los accesorios recomendados para facilitar el amamantamiento.

Un error muy común que cometen las madres primerizas es pensar que el bebé, por reflejo natural, va a saber cómo engancharse al pecho. Nada más lejos de la realidad; como mamás somos las primeras guías de nuestros hijos, y solo si estamos bien preparadas podemos garantizar un apego perfecto. Además, pueden existir muchos factores que dificulten aún más el proceso, como por ejemplo las características de los pezones de la madre. Cuando se tienen pezones invertidos, planos o muy lastimados, es indispensable ayudarse con accesorios que te hagan sentir más cómoda y segura al momento de amamantar.

Este artículo lo hemos dedicado precisamente a investigar las últimas tendencias en cuanto a pezoneras para lactar. Aquí, te diremos cuáles son los modelos y marcas más reconocidos, y te daremos información muy interesante para que disfrutes la experiencia de amamantar a tu bebé con el uso de pezoneras de lactancia materna.

Comparativa de las mejores marcas de pezoneras para amamantar

Las pezoneras para lactancia materna son accesorios especialmente diseñados para ayudar a la madre a contrarrestar alguna limitación en los pezones que le ocasione dolor al amamantar, o que haga muy difícil extraer la leche. En general, se indican cuando las madres tienen pezones planos, invertidos o muy sensibles. También son muy eficaces para prevenir el manchado de prendas de vestir, en aquellos casos en que se expulsa leche involuntariamente. En la actualidad, existen muchos modelos de pezoneras, por eso, y para hacerte más fácil la tarea de elegir alguna, te presentamos las mejores pezoneras de lactancia por su calidad y precio.

Pezoneras para lactancia Medela

Las pezoneras de silicona Medela son las más recomendadas, ya que, por su diseño, se fijan muy bien a medida que el bebé va succionando. Por eso, no resbalan y permiten lograr un apego perfecto. Su forma con perfil hace que el bebé se familiarice rápidamente con la pezonera, acostumbrándose a la sensación de succionar, lo cual es ideal para estimular la producción de leche, sobre todo, durante los primeros días.  Las pezoneras de lactancia Medela pueden ser usadas desde el nacimiento y son una excelente opción para madres con pezones planos o invertidos, así como en aquellos casos donde el agarre por primera vez ha ocasionado lesiones dolorosas. Al estar fabricadas con silicona, son muy finas y permiten mantener el contacto piel a piel con tu bebé, lo cual es muy beneficioso durante su etapa inicial de desarrollo.

Estas pezoneras de silicona Medela vienen en tres tallas: 16, 20 y 24 mm, que se adaptan muy fácilmente a los tamaños de sujetador más comunes. Además, se venden con un estuche muy práctico, que te ayudará a mantenerlas protegida y limpias, siempre listas para usar. También incluyen un manual de instrucciones muy útil para ayudarte a familiarizarte con su uso. Te recomendamos que, adicionalmente a la pezonera, utilices la crema para grietas en el pezón Purelan de la misma marca, la cual contribuye a aliviar los pezones sensibles o secos, evitando la aparición de las dolorosas grietas.

Lo mejor de estas pezoneras Medela es su limpieza, solo debes enjuagarlas con agua tibia y un poco de jabón suave o de bebé. También puedes esterilizarlas junto con los biberones o en baño maría, sin que se contaminen con sabores u olores indeseables. Por eso, podrás estar siempre muy segura de que no representan un riesgo para tu bebé a la hora de amamantarlo.

Pezoneras para lactancia Nuk

Las pezoneras para dar de mamar Nuk se encuentran entre las mejores del mercado, ya que son muy suaves al tacto, lo que te hará sentir muy cómoda cuando estés dando pecho.  Su forma triangular se adapta tan bien al pezón, que no impide el contacto directo con la piel de tu bebé. Por eso, son de gran ayuda para fomentar el agarre desde el nacimiento. Las almohadillas tienen un acabado suave y con partes granuladas, que proporcionan una mejor fijación, y evitan que se despeguen con la succión del bebé.

Las pezoneras de silicona Nuk vienen en dos tallas, M que con un diámetro de 20 mm y talla L de 24 mm, por lo que te será muy fácil conseguir el tamaño adecuado para ti.

Un aspecto importante de estas pezoneras es que su material de fabricación permite estirarlas para que recojan el pezón en su totalidad, de tal manera que cuando el bebé succiona, produce el estímulo suficiente para que la leche baje más rápidamente. También vienen con un estuche muy práctico de usar, para que puedas llevarlas a donde quieras, sin riesgo de que se contaminen. Las pezoneras para amamantar Nuk, son completamente lavables y también puedes esterilizarlas sin riesgo de que se deformen.

Son altamente recomendables en casos de que la lactancia te haya lastimado el pezón y sientas mucho dolor al momento de dar pecho. Por eso, son perfectas para las madres primerizas, cuyos pezones se están acostumbrando por primera vez a la succión del bebé y suelen estar más adoloridos.

En comparación con el modelo anterior, la única desventaja de estas pezoneras es que no son la mejor opción para aquellas madres con pechos de talla pequeña. Si tu talla de sujetador es S, no te recomendamos elegir estas pezoneras de lactancia.

Pezoneras para lactancia Chicco

Las pezoneras marca Chicco se distinguen por su peculiar diseño ovalado que abarca totalmente el pezón, y hace que tanto la nariz como la barbilla de tu pequeño mantenga contacto con tu pecho, estimulando el apego y haciendo que el amamantamiento sea lo más natural posible. Están fabricadas en silicona muy suave y fina, que se acopla a la piel de manera perfecta, además de que no se resbalan porque vienen con relieves en los extremos, que permiten una mayor fijación a medida que el bebé succiona. Este producto se encuentra entre las mejores pezoneras, ya que la tetina tiene una forma plana que se asemeja más a la del pezón, para que el bebé succione mejor y obtenga mayor cantidad de líquido. Por eso, es muy recomendable para enseñar al bebé a agarrarse el pezón, y también para aquellas madres primerizas que tienen poco pezón o lo tienen muy plano. Los orificios de la tetina, han sido especialmente cortados para mantener el flujo natural de la leche, impidiendo que el bebé absorba aire y se llene de gases.

Estas pezoneras de lactancia son muy fáciles de esterilizar, ya que vienen con un estuche diseñado para meterlas en el microondas, y esterilizarlas en cuestión de segundos. Estas pezoneras vienen en talla S y M, por lo que no son la mejor opción para aquellas madres con busto grande, cuya talla de sujetador es L o mayor. Según algunas valoraciones, son un poco más duras, por eso te recomendamos que, si estás interesada en esta marca, te fijes muy bien en la talla y los acabados. De esta forma no correrás el riesgo de comprar unas pezoneras que no puedas usar.

Otra desventaja de estas pezoneras maternas es que los orificios pueden ser un poco grandes y, por ende, el flujo de leche puede ser muy rápido para bebés recién nacidos o prematuros.

Pezoneras para lactancia Dr Brown

Estas pezoneras de lactancia son muy recomendables para las madres con pezones planos o invertidos, ya que su diseño se acopla totalmente al pezón y hace que la tetina sobresalga de tal manera que el bebé pueda agarrarse muy fácilmente. Además, tiene muchos agujeros en la tetina, para que el flujo de leche sea constante y, a la vez, se estimule el pecho lo suficiente para poder seguir produciendo líquido. Este efecto es muy positivo para las madres con pezón plano, a la cuales se les suele secar la leche, ya que le es difícil mantener el estímulo producto de la succión.

Estas pezoneras están fabricadas con silicona suave y ultrafina, por eso no estorban al momento de realizar el apego piel a piel con tu bebé. También son una buena opción para las madres primerizas a la que se les está formando el pezón y desean protegerlo de lesiones dolorosas.

Las pezoneras Dr Brown son fáciles de lavar, y se pueden esterilizar con agua caliente, para que puedas mantenerlas limpias de forma sencilla; lo que es Ideal durante las rutinas ajetreadas de cuidado del bebé.

Quizás la desventaja más notable en este producto es que vienen en un solo tamaño, por eso, es probable que no se adapten muy bien a los pechos de tallas extremas, es decir, muy pequeños o muy grandes. Tampoco traen un estuche o caja para transportarlas y protegerlas cuando no se usan. Su diseño con muchos agujeros puede no ser conveniente para bebés recién nacidos que aún no pueden tragar mucho líquido de forma rápida. Estas pezoneras tienen una forma esférica que puede resultar un poco incómoda para algunas madres con pechos más pequeños. Por eso, si te ha gustado este modelo, te recomendamos que tengas en cuenta estas características y las valoraciones de los consumidores.

Pezoneras para lactancia Tommee Tippee Closer to Nature

Estas pezoneras de látex son muy cómodas, ya que abarcan la totalidad del pezón, para permitir un agarre perfecto y estimular la producción de leche. Su diseño clásico circular permite una mayor fijación, impidiendo que se desplacen cuando el bebé succiona. Por eso, son ideales para proteger el pezón de lesiones dolorosas. La tetina es pequeña, y se parece mucho a un pezón natural, lo que facilita el agarre a los bebés y hace que se sientan cómodos al chupar. Además, tiene orificios muy similares a los de los biberones, que hacen que el flujo sea continuo y fácil de controlar por el bebé. Estas pezoneras de lactancia lavables vienen con un práctico estuche para llevarlas a donde las necesites y mantenerlas esterilizadas. Son muy fáciles de limpiar, solo necesitas enjuagarlas con agua tibia y jabón.

Vienen con instrucciones de uso, para que te acostumbres a ellas más rápidamente.

Si te decides por las pezoneas para lactancia Tommee Tippee Closer to Nature marca de pezoneras, debes saber que vienen en un solo tamaño, por lo que, si consideras su diseño circular, no son la mejor opción para madres con pechos pequeños. El material de fabricación no es muy fino, así que puede resultar un poco incómodo si tu piel es sensible a los roces.

Si bien la tetina se asemeja bastante al pezón, los orificios pueden ser un poco grandes para bebés recién nacidos, impidiendo que puedan controlar el flujo de leche al succionar. Aunque son ergonómicas, son muy lisas, y no traen relieves que ayuden a fijarse mejor a la piel, por eso, puede resultar un poco más complejo aprender a colocártelas para que no se resbalen al amamantar. Si te decides por estas pezoneras, debes considerar todo lo anterior y fijarte muy bien en el diseño, para que estés segura de que se va a acoplar al tamaño de tus pechos.

Pezoneras para lactancia Purifyou

El kit de pezoneras Purifyou que trae 3 unidades, muy versátil, ya que te permite tener un modelo extra, el cual puede servir como repuesto en caso de que olvides el par, o que se te ensucie alguno de las pezoneras de lactancia. Así siempre podrás estar preparada para amamantar. Están fabricados en silicona testeada bajo estrictos controles de calidad, que garantizan que están libres de residuos químicos como látex o plomo, que pueden ser muy perjudiciales para tu bebé. Su diámetro de 20 mm se adapta muy bien a casi todo tipo de copa, abarcando totalmente el pezón, para asegurar la máxima estimulación. La forma peculiar de la tetina, es ideal para ayudar a amamantar a aquellas mamás que tengan el pezón plano o invertido. Además, mide tan solo 13 mm, por lo que es muy recomendada para bebés recién nacidos, ya que pueden agarrarla sin esfuerzo.

Estas pezoneras de silicona son muy finas y se adhieren muy bien a la piel, lo cual impide que se deslicen cuando el bebé está mamando y te ayudan a mantener el contacto directo con tu bebé. Además, tienen un orificio especialmente diseñado para mantener un constante flujo de leche. Vienen con un práctico estuche para esterilizarlas fácilmente y una bolsa de tela elástica y reutilizable, para que puedas transportarlas sin peligro de que se contaminen.

Entre las desventajas de este kit de pezoneras de lactancia, se encuentra que vienen en talla única, por eso, antes de decidirte por este modelo, debes estar muy segura que se adapten al tamaño de tu pecho. Sobre todo, si tu talla es muy grande, si no corres el riesgo de que no abarque por completo toda la zona de agarre, lo cual es perjudicial para lograr el estímulo necesario en la producción de leche.

¿Cómo usar las pezoneras de lactancia?

Algunas marcas de pezoneras no traen manual de instrucciones, por lo que puede ser un poco complicado aprender a colocártelas, sobre todo si es la primera vez que vas a amamantar. A continuación, te diremos algunos tips muy básicos pero muy útiles para aprender a usar las pezoneras de lactancia.

En primer lugar, antes de usar un disco de lactancia por primera vez, debes esterilizarlo. Para ello, lo mejor es enjuagarlos con agua tibia y jabón suave, y luego hervirlos en baño maría. Existen algunas marcas especialmente diseñadas para ser esterilizadas en microondas. Una vez esterilizado, debes preparar tu cuerpo para colocártelas. Lava bien tus manos con agua y jabón. Luego humedece un poco tus pezones con agua tibia. No es recomendable usar jabones, ya que tienden a resecar los pezones, lo cual contribuye a que se agrieten. Tampoco es recomendable usar cremas o aceites, ya que el perfume puede alterar el olor de la leche, y hacer más difícil que el bebé identifique el alimento. Las cremas para pezones agrietados o aceites debes usarlos luego de ducharte, y cuando sepas que vas a pasar al menos un par de hora sin amamantar.

Una vez que humedezcas tus pezones, moja un poco la pezonera para que se adhiera más fácilmente. Estírala y dale la vuelta por el reverso, sin alterar la forma de la tetina. Inmediatamente después, pégala en el pezón y, con la ayuda de tus dedos, fíjala bien a tu piel, evitando que se formen bolsas de aire, y abarcando por completo el pezón y la areola.

Una forma de saber si colocaste la pezonera de forma correcta, es que sientas la sensación de un chupón que succiona la mama. Otro consejo de utilidad es mojar la tetina con unas gotas de tu leche, para que el bebé perciba su olor y busque agarrar la pezonera por sí solo.

Al terminar de amamantar con pezoneras de silicona, debes retirarlas y lavarlas inmediatamente, si no tienes tiempo suficiente para esterilizarlas, o estás muy cansada, al menos lávalas con agua bien caliente y asegúrate que no queden restos de leche. Éstos pueden secarse y ser una fuente de bacterias muy peligrosas para tu bebé. Si no tienes un estuche para colocarlas, te recomendamos usar bolsas de plástico con cierre hermético. Nunca las dejes al descubierto.

Recuerda que al principio puede que te sientas insegura, sin embargo, ten la certeza de que la práctica te convertirá en una experta

Consejos para mejorar la lactancia materna

No todas las madres primerizas tienen la oportunidad de asistir a algún curso de lactancia materna, o contar con la ayuda de una matrona experta, que las enseñe a amamantar. Por eso, hemos preparado unos consejos para ayudarte a que puedas visualizar el momento de la lactancia, y que no te sientas tan perdida al momento de iniciar esta etapa tan importante en la vida de tu bebé.

Relájate y mantente hidratada

A medida que te familiarices con la rutina de tu bebé, sabrás identificar su horario de alimentación. En los recién nacidos, el período entre cada comida es de alrededor de 2 a 2 horas y media. Por eso, es muy importante que aproveches este tiempo para descansar, ya que eso ayudará mucho a tu cuerpo a producir la leche. Puedes tratar de tomar una siesta o, al menos, distraerte y tratar de no anticiparte de manera ansiosa al momento de la lactancia. Si vas a usar pezoneras maternas, mantenlas limpias y a la mano, para que puedas colocártelas rápidamente. Durante el amamantamiento, mantente hidratada. Coloca un vaso y una jarra de agua al alcance de tu mano, y, al momento de cambiar de pecho, toma la mayor cantidad de líquido posible. Esto estimulará la producción de leche, evitando que te deshidrates, y notarás que te sentirás menos agotada al terminar.

Elige la posición más cómoda

El uso de pezoneras para amamantar requiere prestar atención a la posición del bebé y de la madre a la hora de dar pecho. En este punto, te recomendamos que pruebes las veces que sea necesario hasta que logres una posición en la que te sientas realmente muy cómoda.

La postura clásica para amamantar es manteniendo la barriguita de tu bebé pegada a tu cuerpo completamente. Esta posición permite que el rostro del bebé quede totalmente de frente al pezón o a la tetina de la pezonera, contribuyendo al agarre y a una mejor succión. Una vez que el bebé comience a chupar, asegúrate de que el pezón o la tetina entren completamente en su boca, abarcando hasta la areola. De esta forma, la succión creará un efecto de estimulación, haciendo que produzcas más leche y que el bebé quede satisfecho. Puedes ayudarte con un cojín de lactancia y, por supuesto, con pezoneras de silicona para amamantar, para que el bebé se mantenga estable y no te duelan tanto los pezones al alimentarlo.

Aliméntate de forma saludable

Algunas madres, sobre todo las primerizas, suelen pensar que es durante el embarazo cuando más deben cuidar la dieta. Si bien es fundamental mantener una alimentación sana durante la gestación, también debes cuidar tu alimentación mientras das pecho. Recuerda que, cualquier alimento o sustancia que consumas, pasará directamente a la leche y, por ende, será consumida también por tu bebé.

Por eso, es muy importante continuar una dieta balanceada y tomar vitaminas postparto. Además, hay alimentos que aún siendo naturales, pueden resultar difíciles de digerir para un recién nacido, llegando a ocasionarle cólicos muy molestos. La coles y calabazas, por ejemplo, son alimentos que, por lo general ocasionan gases, por eso, no son muy recomendables cuando estás amamantando. Lo mismo sucede con los alimentos picantes o muy condimentados. En fin, presta atención a lo que comes y bebés y, si notas que luego de comer ciertos alimentos, tu bebé se siente incómodo al alimentarlo, elimina dicho alimento de tu dieta hasta que dejes de amamantar.

¿Cuáles son las mejores pezoneras para amamantar?

Si luego de leer este artículo crees que es conveniente comprar unas pezoneras de lactancia, pero aún no estás segura cuál modelo elegir, te recomendamos comprar las pezoneras de Medela. Tomando en cuenta sus características y las valoraciones de los consumidores, estas pezoneras cumplen con todo lo necesario para garantizarte comodidad y proteger tus pezones. Además, son ideales para enseñar a tu bebé a agarrar el pecho y mantener el estímulo necesario para la producción de la leche.

Si no sabes dónde comprar las pezoneras de silicona Medela, te recomendamos echar un vistazo en Amazon, ya que puedes adquirirlas a muy buen precio y sin salir de casa.

Otra opción muy recomendable, son las pezoneras de lactancia Chicco, las cuales tienen un diseño que se adapta muy bien al pecho y ayuda al bebé a mejorar el agarre del pezón. Esto gracias a la forma aplanada de la tetina.

Lo más importante es que, a la hora de comprar las pezoneras, tomes en cuenta todos los factores que te hemos explicado en esta review. De esta forma, estamos seguros de que encontrarás el modelo ideal para ti y para tu bebé.

Artículos relacionados

Deja un comentario